Conecta con nosotros

Sucre

Comandante de la Policía en Sucre fue relevado por muerte de jóvenes en Sincelejo

El general Jorge Luis Vargas, director nacional de la Policía ordenó el relevo del coronel Carlos Andrés Correa Rodríguez, comandante en Sucre, por los hechos ocurridos en Sincelejo donde murieron tres jóvenes, a quienes vincularon con el asesinato de un patrullero en el municipio de Sampués.

El general Jorge Luis Vargas, director nacional de la Policía ordenó el relevo del coronel Carlos Andrés Correa Rodríguez, comandante en Sucre, por los hechos ocurridos en Sincelejo donde murieron tres jóvenes, a quienes vincularon con el asesinato de un patrullero en el municipio de Sampués.

En un video publicado en su cuenta de Twitter, el general Vargas señaló que “Ordené la colaboración fluida para que en el menor tiempo posible se depuren responsabilidades y se lleve a cabo la captura de quienes corresponda. En caso de comprobarse la actuación irregular de algún integrante de la Policía Nacional, debe aplicarse todo el peso de la ley”

“Mientras la investigación penal está en manos de la Fiscalía General de la Nación, la investigación disciplinaria la tiene la Inspección General de la Policía Nacional, que de la manera más ágil y en el marco del nuevo estatuto disciplinario expedido al amparo del proceso de Transformación Institucional, suspendió a 8 uniformados, incluido un teniente coronel, siendo la primera autoridad en tomar medidas y actuar frente a este caso. A propósito, la Inspección General han recepcionado 42 pruebas (25 testimoniales y 17 documentales), que están siendo compartidas con las otras instituciones”, señaló la Policía a través de un comunicado de prensa.

Los hechos sucedieron el 25 de julio del año en curso, cuando el patrullero Diego Felipe Ruíz Rincón fue asesinado dentro de una panadería y un grupo de apoyo, al parecer se enfrentó a disparos con los supuestos responsables.

El coronel Carlos Correa dijo en declaraciones a los medios de comunicación que los tres jóvenes nativos del corregimiento de Chochó, en la zona rural de Sincelejo, habían resultado heridos y llevados por la Policía a una clínica donde fallecieron.

PUBLICIDAD

Sin embargo, pruebas testimoniales y documentales ubicarían a los tres jóvenes en un puesto de control de la Policía, sentados sobre la carretera y otros de pie. Luego habrían sido llevados en una patrulla de la Policía y en horas de la noche aparecieron muertos en una clínica de Sincelejo con disparos en la frente y el pecho, en un presunto combate.

La familia de los jóvenes rechazó los señalamientos y pidió justicia. “Pedimos que se haga justicia, los tres jóvenes eran personas de bien de nuestra población, estudiantes vinculados a grupos culturales y practicantes de acrobacias en motocicletas”, dijo Rodolfo Contreras, tío de uno de los jóvenes.

La Fiscalía General de la Nación inició las investigaciones, al igual que la Inspección General de la Policía Nacional y luego del análisis de las pruebas, se determinó inicialmente suspender a dos oficiales, un teniente coronel y una subintendente, además de seis patrulleros. Ahora el general Vargas releva del cargo al comandante en Sucre, como responsable de esa unidad operativa.

“Se ordena el relevo inmediato del comandante del departamento de Policía Sucre, responsable de la unidad en cuya jurisdicción sucedieron los hechos. En tanto continúa el proceso disciplinario, se espera que las actuaciones penales conduzcan a la pronta judicialización de quienes, con evidencia física y material probatorio que así lo demuestre, deban responder ante jueces de la república”, dijo el general Jorge Luis Vargas.

Indicó además que la Inspección General ha recepcionado 42 pruebas, 25 testimoniales y 17 documentales que están siendo compartidas con las otras instituciones.

PUBLICIDAD
Comentar sobre esta nota
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD