Conecta con nosotros

Quindío

Cruce de la Cordillera Central fue inaugurado por el presidente Duque

Cada uno de los 25 túneles de la megaobra lleva el nombre de una especie de la fauna de nuestro país que habita esta cordillera central y los 31 puentes llevan nombres de la flora colombiana que cubre estas montañas.

Las obras adelantadas por el INVÍAS contaron con una inversión total de $2,9 billones; en ellas se emplearon 1,5 millones de m3 de concreto y fueron necesarias 140.000 toneladas de acero. Su construcción requirió el esfuerzo de 7.000 hombres y mujeres entre ingenieros, topógrafos, geólogos, técnicos y operarios, que se convirtieron en los verdaderos héroes de este proyecto, gracias a su tesón, entrega y trabajo.

“Hoy es la demostración de que la perseverancia, del ingenio, la tenacidad y el optimismo que definen a nuestro país. En tres años y medio logramos terminar la obra que por más de un siglo estaba en el imaginario del pueblo colombiano”, aseguró el mandatario desde el departamento de Tolima.

Cabe destacar que de los 30 kilómetros que conforman el proyecto, 22 kilómetros son túneles y 5 kilómetros son puentes. Además, de las 60 obras 25 se ubican en el Quindío y 35 en el Tolima. El Cruce de la Cordillera Central incluye el túnel más extenso de América Latina, el túnel de La Línea (con 8,65 km de longitud, entregado el 4 de septiembre de 2020) y el viaducto Yarumo Blanco (con 643 metros), una particular estructura en forma de herradura que cuenta con barreras de seguridad únicas en el país, especialmente construidas para proteger a los usuarios en caso de una eventual colisión.

“Estamos reduciendo por más de dos horas el transporte, un mensaje de competitividad para los transportadores”, agregó el jefe de Estado.

El presidente Duque insistió además en que se trata del “más grande proyecto de infraestructura de la historia” colombiana, e indicó que a pesar de las adversidades como la pandemia, se logró sacar adelante.

PUBLICIDAD

“Las obras no tienen dueño, no son de los políticos, no son triunfos individuales, son triunfos colectivos y son del pueblo colombiano”, puntualizó.

A partir de hoy, el Cruce de la Cordillera Central operará como un par vial con dos calzadas por sentido entre los municipios de Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío). Lo podrán transitar tanto los usuarios que se movilicen desde el suroccidente hacia el centro del país como quienes lo hagan desde la capital hacia el puerto de Buenaventura.

Quienes viajan en sentido Armenia – Ibagué ascenderán por la vía existente en dos carriles en un solo sentido, llegarán al sistema del túnel de La Línea, lo atravesarán y descenderán por la nueva vía en dos carriles en un sentido hacia Ibagué. A su llegada al departamento del Tolima, en el sector de Bermellón, los usuarios iniciarán su recorrido por la nueva vía conformada por 16 puentes y 15 túneles.

Entretanto, los viajeros que se desplazan en el sentido Ibagué – Armenia ascenderán desde Cajamarca hacia el alto de La Línea por la vía existente de dos carriles en un sentido. El descenso lo harán desde el intercambiador Américas hasta Calarcá y será por la nueva vía en dos carriles unidireccionales, conformada por 15 puentes y 8 túneles.

Para garantizar la seguridad vial el proyecto cuenta con equipos de última tecnología y con un Centro de Control de Operaciones (CCO) que a través de un circuito cerrado de televisión monitorea permanentemente el flujo de tráfico, así como las eventualidades que llegaran a ocurrir. En tramos a cielo abierto se cuenta con 19 puntos SOS, semáforos, paneles de mensajería variable, controladores de velocidad, iluminación y elementos de señalización vial. De igual manera, todos los viaductos están iluminados. Dentro del túnel de La Línea, se cuenta con una emisora que informa a los usuarios las principales recomendaciones en materia de seguridad y alerta en caso de que se presente una eventualidad.

PUBLICIDAD

Además, con el fin de que los colombianos tengan viajes más tranquilos, también se prestarán los servicios de atención al usuario como ambulancias de transporte medicalizado y brigadas de bomberos con sus respectivas instalaciones, al igual que grúas y carros taller.

Gracias a este megaproyecto entre Calarcá y Cajamarca, el Gobierno nacional convierte en realidad un complejo de obras que genera alta rentabilidad social para beneficio de cerca de 2 millones de habitantes de los departamentos de Tolima y Quindío e impulsa la reactivación económica y el desarrollo del país.

Comentar sobre esta nota
PUBLICIDAD