Connect with us

Bogotá

Murió Christian Camilo Rincón, autor del feminicidio en centro comercial Unicentro

Christian Camilo Rincón Díaz, hombre que asesinó a su expareja en el centro comercial Unicentro de Bogotá, falleció en la Clínica Santa Fe tras dispararse en la cabeza. El trágico suceso ha conmocionado a la ciudad y reavivado el debate sobre la violencia de género.

Christian Camilo Rincón Díaz, de 31 años, falleció en la Clínica Santa Fe en la mañana de este lunes. Rincón se encontraba en estado crítico después de haberse disparado en la cabeza tras cometer el asesinato de su expareja, Érikha Aponte Lugo, en el centro comercial Unicentro de Bogotá.

Te puede interesar: Feminicidio en centro comercial Unicentro de Bogotá: hombre mata a mujer y luego se dispara.

Los hechos ocurrieron durante la tarde del domingo 14 de mayo, en medio de la celebración del Día de la Madre, cuando se reportaron disparos en el centro comercial Unicentro, ubicado en el noroccidente de la capital colombiana.

Según informes de las autoridades, Rincón ingresó armado al centro comercial y se dirigió al local donde Aponte trabajaba como subadministradora en una pizzería. Testigos presenciales relataron que se produjo una acalorada discusión entre ambos, que rápidamente escaló a la violencia.

En medio de la confrontación, Rincón sacó un arma de fuego y le disparó a Aponte, segando su vida de manera cruel e indiscriminada. Tras cometer el feminicidio, el agresor se apuntó a sí mismo y se disparó en la cabeza en un intento de suicidio. A pesar de la gravedad de su estado, fue rápidamente trasladado a la Clínica Santa Fe para recibir atención médica de emergencia.

Advertisement

Érikha Aponte, de 26 años, había solicitado ayuda a las autoridades días antes del fatídico desenlace. Según informó la Personería de Bogotá, Aponte había llamado a la línea llamada de vida de la Secretaría de Integración Social para reportar la violencia que estaba experimentando en su relación con Rincón. Se le otorgaron medidas de protección provisionales y se solicitó el acompañamiento y resguardo policial correspondiente. Sin embargo, la intervención no pudo evitar el desenlace fatal.

Después del feminicidio, salieron a la luz detalles sobre la relación de la pareja. Se reveló que compartían un hijo de cinco años y eran miembros de un club de motocicletas. Las redes sociales de ambos mostraban fotografías de momentos compartidos, retratando una aparente normalidad en su vida cotidiana. Sin embargo, detrás de esta fachada, se ocultaban señales de violencia doméstica y una escalada de tensión que culminó en la tragedia.

Comentar sobre esta nota
Advertisement