Conecta con nosotros

Bogotá

En junio Bogotá reporta reducción en hurto de vehículos y motos

La Secretaría de Seguridad indicó que en el último mes, el hurto de motos y vehículos en Bogotá ha disminuido cerca del 30%

Durante el mes de junio de 2022, el hurto en carros ha disminuido un 19% y el de motos un 11%, comparado con el mismo mes del año anterior 2021 en Bogotá, así lo informó la Secretaría de Seguridad.

Esta reducción en los hurtos se da como resultado de los operativos de inspección, patrullajes barriales y verificación en puestos de control sobre las principales vías de la ciudad que se vienen adelantando de manera conjunta entre la Alcaldía Mayor de Bogotá, la Policía Metropolitana y la Fiscalía General de la Nación.

Según el secretario de Seguridad, Aníbal Fernández, “La estrategia es con la política, la fiscalía y las alcaldías locales en materia de prevención, control y vigilancia e inspección en talleres de autopartes”.

Con este trabajo articulado, en los seis primeros meses del 2022, la recuperación de motos ha aumentado un 124 % y de carros un 64 %, comparado con el primer semestre del año pasado. Solo de enero a junio del 2022 se han recuperado 611 motocicletas y 411 vehículos. Gracias al incremento de operativos de inspección, vigilancia y control en talleres de automotores y locales de comercialización de autopartes, 367 establecimientos han sido vinculados este año por el delito de receptación.

El secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia, Aníbal Fernández de Soto, y el comandante de la Policía de Bogotá, MG Eliécer Camacho, han liderado este año varios operativos para combatir el mercado criminal generado por la comercialización ilegal de autopartes en localidades como Antonio Nariño y Los Mártires.

PUBLICIDAD

“Este es un fenómeno global que también afecta a distintas ciudades del país y que obedece a la escasez de vehículos nuevos, donde los mercados de segunda adquieren mayor relevancia y dinamizan mercados ilegales de autopartes”, aseguró el secretario Fernández de Soto.

Quienes comercialicen autopartes robadas pueden enfrentarse a cargos de receptación, falsedad marcaria y concierto para delinquir, con penas de 2 hasta 12 años de prisión. Además, recibirán una suspensión temporal de la actividad económica del establecimiento, multa y decomiso del artículo que se está vendiendo.

Así mismo, el que compre autopartes robadas está aportando al negocio criminal detrás del hurto de estos elementos. Por lo tanto, se expone a recibir un comparendo si se comprueba que el bien adquirido es producto de un robo.

Para conocer más noticias de Bogotá y Cundinamarca, visite la sección Bogotá, de El Ponente.

Comentar sobre esta nota
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD